jueves, 30 de enero de 2014

Tristeza

sayuuhiro © Ilustración
Pasa un día y la alegría desborda mi corazón,
pasa una noche y la tristeza inunda mi mente...
Pero en medio de la tristeza Él brilla,
con su bella luz, resplandece tan único como es,
iluminando cada parte de mi alma,
seca cada una de mis lágrimas...
Momentos tristes, momentos alegres
se vivirán tantas veces sin enumerar,
pero en el dolor Él puede hacer más,
porque es allí cuando para uno será mucho más...
Tristeza inundando lentamente nuestro ser,
frente a Él, que espera con la mayor paciencia
a que le miremos y le contemos nuestra molestia;
avergonzados algunos por el mal que se siente,
vencidos otros ante el dolor sentido;
viendo dentro de nosotros lo que en verdad somos,
planeando cómo intervenir para transformarnos
y como un padre a su hijo, ayudarnos a ser feliz.

0 comentarios:

Publicar un comentario