miércoles, 30 de abril de 2014

Puente de Amor

Fuente: We♥It
Al abrir los ojos, pudo notar cómo un globo anaranjado pasaba junto a ella, elevándose y contrastando con un inmenso cielo azul claro de pocas nubes blancas y esponjosas, lugar preferido donde le gustaba recostarse y pasar horas observando algo que añoraba desde que se había mudado al cielo. Al darse cuenta de lo que podría significar ese globos tan llamativo, volteo rápidamente para mirar de dónde había sido soltado y, con solo reconocer su procedencia, su rostro se iluminó con una bella sonrisa de enamorada, desde lo más alto de un rascacielos estaba lo que más añoraba elevando un puente de globos hacía el cielo, hacía ella. 
Cada año el día en el que se habían declarado, él soltaba al cielo un puente de globos como regalo y muestra de su amor, y como respuesta la muchacha entonaba dulces canciones a su amado que la contemplaba desde un lugar alto en la tierra. Ese día tan esperado por ambos, ella decidió no cantar, algo que entristeció al joven que esperaba al menos oír la voz de quién amaba y no veía su rostro hacía años; pero, como sorpresa, ella se había preparado para poder bajar nuevamente a la tierra utilizando el gran puente de globos. Al bajar, él la recibió felizmente en sus brazos, como ya no le era necesario vivir más en el cielo, ella se quedó a vivir el resto de su vida con quien amaba, formando una gran familia, y cada año, el día de su primer declaración de amor, hacían un puente de globos para reflejar el amor que podía unir cielo y tierra.

jueves, 24 de abril de 2014

miércoles, 16 de abril de 2014

Paseo en el bosque

Créditos:: Nemui728 | other
Nemui728 © Ilustración Original
La noche que nos conocimos había tantas estrellas en el cielo que se podían dibujar un sin fin de obras de arte con ellas, con un bosque rodeándonos, la luna nos iluminaba como si fuera una lámpara en el cielo, en el momento en que nuestros ojos se cruzaron dejé de sentir el frío y miedo que me atrapaba, pero en un simple parpadeo pasó a estar de unos metros de distancia a unos centímetros. No sentí miedo ni nervios de su presencia, simplemente me llenó una tranquilidad y alegría incomprensible en ese momento, me encontró cubierta de mis propias lágrimas por lo asustada que me sentía minutos antes, al haberme perdido en ese inmenso y tenebroso bosque que ahora parecía grandioso y claro, con unos delicados movimientos secó mi rostro con sus cálidas y suaves manos solo mostrando una dulce mirada. En silencio, sostuvo mi mano y tranquilamente me llevo por el bosque como si fuera un paseo que recorriéramos juntos desde hace años, luego de caminar bastante sin hablar y con la mirada hacia el frente, llegamos a la carretera, al borde de esta caminamos de la mano hasta visualizar el pueblo donde a partir de ese día viviría junto a mi familia.
A la entrada del pueblo varios hombres, algunos fornidos y otros flacuchos, junto a mi padre, se encontraban preparados para salir en mi búsqueda, sin pensar corrí hasta él y lo abrasé fuertemente, mientras lloraba y sonreía sin saber si era tristeza o alegría. Al voltear para buscar a quien me había salvado, ya no había nadie,solo la entrada del pueblo con una calle vacía, miré mi mano y con una sonrisa sentí que ya llegaría a verlo nuevamente algún día.