martes, 4 de noviembre de 2014

[Una palabra, una historia] Libro

Para más información acerca de la iniciativa, haz click en el banner.
El libro buscado
Desde la niñez, cuando aprendí a leer, no deje de conquistar repisas y bibliotecas enteras para guardar en mi mente cada palabra que me diera mayor sabiduría y conocimiento, y sin temer a los malos eventos que presenciaba, viví una aventura, viajando por el mundo en búsqueda de todo libro que diera por existente. Pero un día, el nombre de un libro llego a mis oídos y fascinado, decidí buscarlo; lo busqué por cada país, por cada ciudad, por cada pueblo que pisaba, preguntando su nombre en diferentes idiomas y a diferentes clases de personas, pero nada hallé aunque aumentaba la búsqueda, llegando a obsesionarme por el deseo de leer las palabras que contenía ese libro que parecía haber sido extinguido del planeta.
Ya en mi vejez, solo el nombre de ese misterioso libro inundaba mi mente, hasta que una información llego de unas tierras lejanas y me decidí por viajar una última vez, pensando en que si no lo encontraba, me rendiría completamente; aún sabiendo que si esto pasaba moriría con el arrepentimiento de no haberlo intentado un poco más. Al llegar al pueblo cercano de dónde se encontraba la fuente de la información que había recibido, las personas temerosamente se alejaban al pronunciar el nombre del libro, pero al hablar con el hombre que me había enviado el mensaje les comprendía. Éste vivía en una cabaña en las montañas, cuando llegué, me recibió feliz y me contó la razón por la que no podía hallar el libro...
"En el pasado, el libro era tan abundante que cada familia en el mundo tenía un ejemplar, pero un día el mundo sufrió lo que ahora llamamos 'Origen', la gente para salvarse de los 'poderosos' destruía el libro, pero hubo muchos que murieron por protegerlo. Fue así como se extinguió y raramente se oye hoy en día su nombre, después de siglos de lo sucedido, a pesar de que los 'poderosos' ya casi no existen."
Luego de oír semejante historia, no pude no decirle cómo mi fascinación y deseos por ese libro había aumentado y el hombre, con una gran sonrisa en su rostro, se colocó unos anteojos y sacó de su bolsillo un pequeño libro, el más pequeño que jamás haya visto, con letras tan pequeñas y en un idioma extraño. Le oí leer, atento a cada palabra como un niño expectante, llenándome de la sabiduría que ningún otro libro me podría haber dado, y mientras miraba atento su portada con símbolos dorados, pensaba en el nombre que tantos años había buscado, 'Santa Biblia'.
FIN

6 comentarios:

  1. Está muy bien. Es un gusto leerte siempre, escribes de una manera muy natural, que al menos a mí me encanta. Por cierto, precioso diseño del blog. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado leerte, creo que tienes un don natural para la escritura, da sensación de fluidez mientras lees. Me encantaría leer más (de hecho, aqui que me voy a leer entradas anteriores!) Me encantaría que nos siguiéramos, qué te parece? Un beso!

    http://crisisbeauty.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por tu comentario, me alegra saber que este relato te ha gustado tanto <3
      Estaré visitando tu blog, gracias por tu visita~
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Me ha encantado el relato! Me siento identificada con él, es precioso. Además, tu forma de escribir es fluida y para nada aburrida. Ya había leído otros relatos tuyos que me encantaron y me animaron a publicar los míos!

    Un beso, María de http://desciendo.blogspot.com.es/20

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María, me alegra mucho tu comentario, no solo porque te ha gustado lo que escribo, sino también porque a causa de éstos has comenzado a compartir los tuyos <3
      Te estaré leyendo~
      Un abrazo!

      Eliminar