viernes, 6 de marzo de 2015

Reto: 31 Relatos ✎ #2

Hola, hace bastante que no publicaba, esta semana terminé con el Curso de Nivelación de la Facultad, por ello he tenido tiempo de sobra hoy para escribir un nuevo relato, esta vez del reto que me impuse para este 2015...
Para más información acerca del reto, ver Reto: 31 Relatos.
Día 02: Un relato sobre tus inicios en la escritura
Recuerdos que flotan
Había una vez en un pequeño bosque en la ciudad, una pequeña casa con un simple jardín de rosas y un gran patio lleno de diferentes plantas de diferentes tamaños, donde se podía oír la felicidad envolviéndolo todo y sueños naciendo. Allí, entre la realidad y la fantasía, vivía una pequeña niña que había nacido en una familia ni muy grande ni muy pequeña que, alejada su vivienda de otras casas, crecía soñando con tener aventuras más allá de volar y escalar árboles, deseando huir de la escuela y los exasperantes números para escalar montañas, luchar contra monstruos, viajar a otros mundos y estar a tiempo para merendar un té con criollos mientras veía en la televisión alguna serie extranjera de dibujos animados. Ella misma algún día pensaría en cómo fue el inicio de todo, cuando su imaginación voló tan lejos que deseo detallarlo todo en un papel y re-escribir la cantidad de veces que fuese necesaria la historia de ese mundo que había descubierto dentro de sí misma, lleno de libertad y fantasías.
"Había una vez...", comenzó a escribir en el cuaderno más gordo que había encontrado en la casa, así fue el inicio de su primer historia y el primero de los mundos que crearía y visitaría sin dejar de completar hojas blancas, rayadas o cuadriculadas. Jamás compartió esa primer historia, pero siempre la recordaría, más allá de lo simple y extraña que pueda llegar a pensar, pues fue lo que la llevó a soñar con escribir sobre cada uno de esos mundos que se creaban y evolucionaban dentro de ella misma. Pero entre tantas historias, jamás olvidaría a esa joven protagonista que, al escribir, era mucho mayor que ella y que al encontrar un antiguo libro en su patio, viajaba a un mundo desconocido  pero al que estaba conectada desde antes de nacer y que la esperaba para salvarlo de ser destruido, allí la muchacha tendría aventuras, conocería animales parlantes, bestias, gente de otros reinos y guerreros que se volverían grandes amigos de ella, que era coronada como una princesa de un reino en ruinas, un gran bosque en peligro que solo ella podría salvar. Ahora ese pequeño mundo se cubre de una gran capa de nieve y polvo pues fue quedando atrás a medida que crecía, pero esa pequeña niña continúo soñando y creando nuevos mundos que la llevarían a mejorarse a sí misma, a crecer y a conocer más que cuando comenzó.
"Había una vez...", comenzaría a escribir ella, con una sonrisa en su rostro, recordando sus inicios en la escritura que comenzaban a flotar como madera en el mar, ansiando escribir aún más y deseosa de compartir cada historia que llenaba y crecía en su corazón, en su mente.

FIN

2 comentarios:

  1. Hola :)
    Me gusta este reto y me gusta el corto que has escrito.
    Como desarrolas la personalidad del personaje sin tener que interactuar con otras personas y como una pequeña frase como "Había una vez", puedes crear una historia.
    Besos

    <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Sheila!
      Gracias por tu comentario y opinión, me alegra saber que te ha gustado el relato. :D
      Abrazos~

      Eliminar