jueves, 31 de diciembre de 2015

¡Feliz Año Nuevo!

Imagen de 2016, fireworks, and new year

En este último día de un veloz año, miles de personas se preparan entre ensaladas y carnes, entre duchas y ropa nueva, con festejos y fuegos en los cielos. El sol ya se ha ido a países lejanos para sorprender a millones de individuos con un nuevo año. Las estrellas se vistieron de brillantes y rápido se posicionaron en el cielo, alegres y deseosas dejaron atrás la luna, que nerviosa se esconde y no se deja ver en lo alto del firmamento. A lo lejos se escuchan los estruendos de los corazones ansiosos que ya iniciaron la fiesta a una hora del año nuevo. ¿Estarán sus relojes adelantados o no aguantaron los deseos? 
En esta última noche del año, el sonido de las teclas resuena en el aire fresco de una noche de verano que me consuela. Un cielo negro lleno de estrellas me cubre como un profundo techo y los estornudos adorables de mi querida ave se dejan oír a mi lado. Mi familia va y viene mientras se alistan para brindar. Mi madre, elegante con su blusa blanca tejida y su peinado todavía húmedo, espera a mi hermana que se pasea por la cocina en busca de algo que desconozco. Mi hermano en su habitación, juega vídeo-juegos con su novia y mi sobrino mira atento la televisión en el comedor. Tan divididos podemos estar por momentos, pero entre risas y felicitaciones nos uniremos en su tiempo, para brindar y observar juntos, en el cielo, una luna de año nuevo entre flores de fuego.
Un nuevo año se va lejos para luego recordarlo como si fuese un largo día entero, despedimos buenos y malos días, personas que salieron de nuestras vidas y personas que entraron en un día, despedimos amistades y amores, estudios y metas cumplidas. Despedimos el año con sonrisas en nuestro rostro y con lágrimas y carcajadas de memorias en nuestros corazones. Nos despedimos con un brindis llenos de buenos deseos y bendiciones. En esta última noche le damos la bienvenida a un nuevo año, lleno de esperanzadores días en los cuales podremos crear nuevos recuerdos de nuestra vida. Con unas simples palabras, despedimos al pasado y damos la bienvenida al futuro, que veloz se aproxima para que escribamos nuestra vida. 
¡Feliz año nuevo!

martes, 15 de diciembre de 2015

Que no se apague


El fuego en mi se encenderá aún más, 
Dentro de mi corazón se incrementará;
Este fuego tuyo ya no se apagará,
Por ti cada día  se mantendrá.

Al cielo olor fragante subirá,
Mi oscuridad se quemará;
A ti  mis palabras libres irán,
Mis pensamientos  de ti se llenarán.

Un fuego especial aquí en mí acrecentarás,
Tu templo de amor, este y más días, llenarás;
De mi aflicción descansaré una vez más
Porque junto a mí siempre estarás. 

Por la eternidad me acompañarás,
Tu amor siempre me rodeará;
A los cielos de mi corazón elevarás
El fuego del altar que ya jamás se apagará.

Inspirada en la palabra que compartió el pastor Sergio Belart
en la reunión de jóvenes el día 12 de diciembre de 2015.
Fuente de imagen: El agujero en la Flauta

domingo, 13 de diciembre de 2015

Te invito: Intercambio de Regalos Navideño

¡Hola! Quería compartirles e invitarles a un evento que estoy realizando en mi blog personal Bleiÿ Doll por este diciembre navideño. 

Intercambio de Regalos Navideño es un evento donde los participantes se hacen regalos (digitales) entre sí, ya sean diseños (banners), dibujos, decoración para el blog, fondos de pantalla, pngs, libros en pdf, etc. El regalo dependerá de los gustos de la persona que recibirá el regalo y de los conocimientos y  habilidades de quien otorga el regaloLa fecha limite para unirse al intercambio es el día 18 de diciembre de 2015. Si es de su interés participar y desean informarse completamente para ello, pueden consultar en Intercambio de Regalos Navideño.

¡Que tengan un hermoso inicio de semana!
Saludos~

sábado, 12 de diciembre de 2015

Ave de metal


Incluso desde el lugar en el que me encontraba podía oír el rugido del gran ave de metal que aterrorizaba el bosque mientras deambulaba en plena mañana en busca de algo desconocido para los habitantes de este. Cada mañana se lo podía ver en el cielo, volando como si fuera el dueño. Era un rey frió y malvado que causaba histeria entre la aves que, temerosas, gritaban y se escondían de ser vistas. El ave metálica parecía un ser pequeño de lo alto que era capaz de volar y se veía fugaz en el cielo, digno de ser distinguido por los habitantes del bosque como el más veloz. Algún día me enfrentaría a sus alturas.