domingo, 17 de septiembre de 2017

,

Consumido

Porque Tú eres la razón de mi existir,
sin ti no hay vida, ni camino cuál seguir.
Por eso, pausado estoy aquí,
yendo en dirección contraria a Ti.

Consumido estoy por el vacío
que ha quedado sin Tu amor en mí.
Cometo errores y dejo heridas,
camino a ciegas sin tu identidad en mí.

¿Por qué no corrí a Ti cuando me caí?
El miedo y la vergüenza se apoderaron de mí,
y, ahora, en cuerpo y alma siento
lo que es existir sin Ti dentro de mí.

Corrí, cada vez más lejos de lo que tenías para mí,
y cada vez más distante de Tu presencia viví.
Te grité, o eso creí, pero mi voz no salía
y mi alma sufría, anhelando todo de Ti.

Perdóname por cada acto que cometí,
sabía que estaba mal pero aun así lo elegí.
Mi alma se desgarra deseosa de Tu amor,
mi alma se debilita con cada día que paso lejos de Vos.
Compartir:

2 comentarios:

  1. ¡Awww! Que triste y que bonito... ¡me encantó!
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  2. Gracias, que genial que te ha gustado. ♥

    Un fuerte abrazo~.

    ResponderEliminar