Inktober #8:Torcido

Aún recuerdo el momento en el que abrí los ojos,  todo era rojo y negro. El fuego me rodeaba, el aire caliente me sofocaba y el humo quemaba lentamente mis pulmones. Recuerdo cómo quise moverme y no podía. Mis piernas estaban atrapadas y mi brazo derecho estaba torcido en una dirección que me hizo revolver mi estómago. Mi mente estaba confusa y poco a poco mis oídos se despertaban para escuchar gritos y llanto de mi alrededor. De un momento a otro, mientras viajaba en un colectivo por la ruta yendo de viaje a visitar a mis padres, un fuerte ruido resonó en la oscura noche, acompañado de un frenado y gritos de quienes aún no se habían dormido. Habíamos chocado porque el conductor conducía sin haber casi dormido por cuatro días y hoy luchábamos para que se hiciera justicia, por quienes se habían ido y por quienes quedamos, incompletos pero vivos.


«   Anterior   •   Indice   •   Siguiente   »

3 comentarios:

  1. ¡Hola! Me has dejado con los pelos de punta... a veces no sabes con qué irresponsable vas a toparte y termina costándole tanto a tantas personas.

    Ha sido intenso.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Roxana, gracias por comentar~. Y realmente, aún me sorprende ver en las noticias casos de accidentes por causa de algún irresponsable, cosas evitables pero que terminan sucediendo. De ahí este micro, que bueno que te agradó.
      ¡Abrazos grandes!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Vaya, que horror... los accidentes de tráfico no son muy buenos... así si que me da más miedo coger un coche.
    Un besote

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.