Inktober #15: Misterioso

Cuando entró por la puerta, todos hicieron silencio. El nuevo alumno había llegado tras mudarse de España, según nos contó la preceptora. No miró a nadie, sólo clavó su mirada en el fondo del aula, con un rostro pálido y lleno de un misterioso terror, que muchos tal vez se lo dieron al hecho de estar solo en un país al otro lado del charco. Nadie sabía lo que miraba tan fijamente y aterrado, pero yo volteé como si nada, siguiendo su mirada y con desdén vi lo que había notado. Ahora eramos dos los que podíamos presenciarlo, el famoso fantasma de un antiguo alumno ahorcado.


«   Anterior   •   Indice   •   Siguiente   »

1 comentario:

  1. ¡Hola! ¡Por todos los cielos! Mira que ser nuevo es complicado, pero ¿rpimer día y ver a un alumno ahorcado? Pues, yo me cambio de nuevo (?)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.